Descubriendo el webinar

Estoy realizando un curso de e-learning de Social Media y uno de los recursos educativos que plantean es el webinar. No había oído antes esta palabra y en la búsqueda de definiciones encuentro la siguiente: “Un Webinar es un tipo de conferencia, taller o seminario que se transmite por Web. El conferencante se dirige hacia los participantes, sin embargo la característica principal es la interactividad que se da entre los participantes y el conferenciante”.

Efectivamente, en el webinar (web+seminario) me encuentro con una especie de chat dividido en cuatro pantallas. En una, una webcam proyecta la imagen y sonido del orador y en otra los asistentes interactuamos con él a través del chat. En la tercera, se proyecta una presentación que es la que el orador va usando. Y la cuarta es el listado de asistentes al webinar (63 usuarios llegamos a estar conectados).

webinarAunque no soy muy partidaria de conferencias síncronas on line en e-learning, he de reconocer que a nivel formativo me parece un recurso interesante. Destaco la interacción de los asistentes con el ponente que iba leyendo las preguntas formuladas a través del chat y respondiéndolas oralmente, lo que hace más dinámica la charla. Puntos a favor que le encuentro a este recurso en formación:

– Posibilidad de disponer de ponentes de prestigio independientemente del lugar.

– Facilidad de la interacción entre usuarios y conferenciante y entre los usuarios entre ellos.

-El apoyo visual de documentos que facilita el seguimiento de la charla y la hace más completa.

– Amplía el número de asistentes a la ponencia.

– Flexibilidad para los asistentes para acceder o dejar la conferencia en cualquier momento (según intereses u otras obligaciones). Aprovechamiento máximo del tiempo.

Pero también le veo algunos puntos débiles:

– Necesidad de sincronía (todos conectados un determinado día y hora). Esto hace imprescindible, bajo mi punto de vista, que un resumen del webinar o el archivo en vídeo esté disponible a posteriori para todos los alumnos.

– Posibles problemas técnicos que pueden dificultar el seguimiento.

– Poca adaptabilidad a personas con discapacidad auditiva. Sería necesario plantearse un subtitulado.

– Imprescindible buenas habilidades comunicativas del orador

Respecto a éste último, el conferenciante, intento ponerme en su lugar. He dado varias charlas presenciales pero no por este sistema y lo primero que me planteo es la dificultad de hablar a través de una webcam ante un auditorio al que no ves. Puedes acceder a algunas de sus reacciones a través de chat (si hay problemas técnicos y no se oye, por ejemplo) pero la comunicación no verbal se pierde y, con ella, una gran cantidad de información. Si siempre es necesario establecer un contacto con los asistentes, en éste caso creo que es fundamental que el orador pregunte directamente  durante la charla para ir recibiendo ese feedback que sólo puedes obtener a través del chat.

¿Habéis participado en webinars? ¿Qué os ha parecido?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s