Economía, claridad y precisión en los escritos (es decir, a favor del lenguaje llano)

Tenemos cierta tendencia a escribir frases largas, usando el modo pasivo, con subordinadas y, si es posible, con algún término erudito. Esta forma de redactar estaba bien vista antiguamente, cuando era sinónimo de buena escritura. Había oraciones que podían ocupar fácilmente media página. Pero hoy en día hay movimientos a favor del lenguaje llano caracterizado por su economía, claridad y precisión. Es decir, comunicar las ideas de la manera más directa y sencilla posible.

Estos movimientos nacieron en Estados Unidos en relación al lenguaje usado en los ámbitos del gobierno y el derecho. En 1976, este país aprobó una ley especial promoviendo el uso de un lenguaje llano en las normas jurídicas. Y a finales de la década de los 90 el presidente Bill Clinton apostó por este tipo de lenguaje en su administración. El lenguaje llano tiene una relación directa con los derechos de las personas ya que se relaciona con la comprensión de leyes, normas, decretos y otros artículos que nos afectan como ciudadanos.

Plain English

No sólo a nivel legal o administrativo me parece importante fomentar un lenguaje llano, sino que en cualquiera de nuestros escritos deberíamos tener en cuenta estas características. Aclaro que me refiero a una comunicación funcional y no a escritos literarios o con otras finalidades experimentales o estéticas. Camilo José Cela escribió en 1988 “Cristo versus Arizona”, una novela con un único punto al final. Todo el relato es una única frase de más de 100 páginas y no seré yo quien se atreva a criticar al premio Nobel.

Escribir de manera directa, concisa y precisa no es sinónimo de una escritura más pobre. Al contrario, encontrar las palabras más adecuadas para transmitir las ideas usando la menor extensión posible es hasta más complicado y denota un buen dominio del lenguaje. Además, son escritos más trabajados que requieren de una buena planificación para clarificar y ordenar las ideas y de una mayor revisión.

También en páginas web, blogs, correos electrónicos es necesario cuidar estos aspectos. Quizás incluso más en este medio. Los internautas no leemos, si no que escaneamos las pantallas en búsqueda de la principal información. Si ésta aparece redactada de manera sencilla, con un lenguaje claro, con títulos y subtítulos que faciliten la lectura, será más fácil que el contenido llegue al lector.

Así que intentemos evitar la oscuridad, el vocabulario rebuscado y las oraciones enredadas. Mejoraremos la calidad de nuestros textos y llegaremos más fácilmente a nuestros lectores.

Anuncios

Una respuesta a “Economía, claridad y precisión en los escritos (es decir, a favor del lenguaje llano)

  1. Pingback: Escribir en Internet | Comunicación y otras hierbas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s