¿Quién ha dicho eso?

Un farmacéutico acababa de apagar las luces de la farmacia, cuando apareció un hombre y le pidió el dinero. El propietario abrió la caja registradora. Una vez consiguió el dinero y lo colocó apresuradamente en uno de sus bolsillos, el joven desapareció.

En estas pocas líneas se describe una situación. ¿Qué habéis entendido? Podéis leerlo un par de veces para quedaros con toda la información.

La siguiente parte de este ejercicio consiste en, a partir del texto leído, marcar si las siguientes afirmaciones son correctas, incorrectas o si no hay suficiente información. ¿Vamos a por ello?

Un hombre apareció después de que el propietario apagara las luces. ¿Correcto (C) , incorrecto (I) o no hay información suficiente (NI)?
El ladrón fue un hombre. ¿C, I, NI?
El hombre que apareció no pidió dinero. ¿C, I, NI?
El propietario vació el contenido de la caja registradora y se fue. ¿C, I, NI?
Una vez que el hombre que pidió dinero lo colocó en su bolsillo, salió corriendo. ¿C, I, NI?
Aunque la caja registradora contenía dinero, la historia no dice cuánto. ¿C, I, NI?
El ladrón pidió dinero al propietario.  ¿C,I, NI?
Un farmacéutico acababa de apagar las luces cuando un hombre entró en la farmacia. ¿C, I, NI?
Era pleno día cuando el hombre apareció. ¿C, I, NI?
El hombre que apareció en la farmacia, abrió la caja registradora. ¿C, I, NI?

emisor-receptor

Normalmente, al plantear este ejercicio respondemos inicialmente las preguntas según lo que hemos entendido hasta que empezamos a darnos cuenta de que, en realidad, hemos supuesto ciertas cosas y nos falta mucha información.

Es habitual que, como receptores, interpretemos el mensaje que se nos dice. Se dan por hecho algunos datos que nadie ha dicho porque interpretamos la situación y la adaptamos a nuestros esquemas mentales previos (apagar las luces, una tienda, alguien que entra y se lleva dinero… lo asociamos a un atraco).

Así pues, en pro de una mejor comunicación, intentemos escuchar y asimilar lo que realmente nos dicen. Y tengamos en cuenta que, en cualquier proceso comunicativo, aquello que realmente cuenta es lo que ha entendido el receptor y no lo que ha querido expresar el emisor.

Anuncios

Una respuesta a “¿Quién ha dicho eso?

  1. Pingback: ¿Aprobación o implicación? Hablando sobre el receptor |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s