Escribir en Internet

La web nos facilita escribir y publicar nuestro propio contenido, la manera más sencilla, creando nuestro blog. Si queremos que nuestros textos sean fáciles y agradables de leer y se adapten al estilo de internet, debemos tener en cuenta algunas consideraciones.escribir en internet

El usuario de Internet no lee, escanea. Aunque inicialmente esa es la idea, podemos matizarla un poco. Un usuario entrará en una página, verá el título, leerá los subtítulos y palabras remarcadas y bajará la vista por la pantalla leyendo palabras e ideas sueltas. Pero si al lector le parece interesante, se detendrá y leerá el artículo completo.

Los textos en Internet no deben ser demasiado largos. Es muy difícil decir un número de palabras ideal, porque dependerá del tema y del artículo. Yo me muevo en unas 500 palabras y hay quien sugiere que se sitúen en menos, entre unas 250 y 500 palabras. Quizás sí podemos afirmar que artículos de más de 1000 palabras ya tienen más longitud de lo recomendable. Si necesitamos mucho espacio, seguramente podemos dividir nuestro texto en diversos artículos relacionados.

Dividir los textos. Aunque esta idea es común a todos los escritos, no está de más recordarla. Los textos deben dividirse en párrafos que dejen respirar las letras. Puede añadirse un subtítulo en mitad del artículo que centre la atención en un tema o idea secundaria y rompa con la “monotonía” del texto.

Escribir para el barrido visual. Usa y marca palabras clave con negrita o en colores diferentes. Los títulos y subtítulos también nos ayudan en el escaneo. Así como los hiperenlances que habitualmente vendrán marcados con un color diferente y con un subrayado.

Añadir hiperenlaces. Internet es una gran red de información, así que completa tu artículo enlazándolo con otro. Siempre he dudado sobre si es mejor insertar los enlaces en el texto, en el momento en que se hace referencia, o añadirlos todos al final. En medio del texto pueden despistar al lector, enviarlo a otras páginas y perderlo de la nuestra. Al final, los enlaces pierden contextualización. Las últimas tendencias (y yo también lo hago así) sitúan los enlaces en medio del texto, en el punto en que se hace referencia.

Los nombres de los hiperenlaces han de llevar información. Evita frases del tipo “para más información pulsar aquí” donde el aquí es el hiperenlace. Describe la información a la que se accede si el usuario hace click en el enlace.

Usar frases cortas, de estructura sencilla y lenguaje claro. De esta manera facilitaremos la lectura.

Evitar las referencias temporales. Nosotros publicamos nuestra entrada en un determinado día y momento pero el lector puede acceder a ella en momentos muy diferentes. No usar palabras como hoy, esta mañana, ayer… Si bien la entrada llevará su fecha (por cierto, me he encontrado algunos sitios donde no aparece la fecha de publicación y me parece un error), el lector no está pendiente de ella y, por lo tanto, referencias como las nombradas pierden su sentido.

Lo más importante va al principio. Siguiendo la estructura periodística de la pirámide invertida, es mejor situar la información más importante al principio del artículo. Así centramos la atención del lector.

Usar imágenes y vídeos. Acompaña el texto de algún recurso multimedia. A ser posible, que aporte información.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s