Antes de hablar en público, prepara tu discurso

Te encargan dar un discurso. La primera reacción se sitúa en una escala entre el nerviosismo y el pánico. La segunda, no necesariamente una vez superada la primera, es ponerse manos a la obra. Y lo que hay que hacer es preparar el discurso. Nunca, por muy buen orador o por muy experimentado que se sea, hay que dar una charla sin haberla preparado antes. No hay que confiar en que conocemos el tema, ni en el saber hacer o la improvisación.

discurso_3

La preparación del discurso es una parte muy importante porque te va a dar seguridad cuando llegue el momento de saltar a la palestra. En esta preparación ten en cuenta:

A quién te diriges. Cómo es tu público, qué le interesa, qué nivel tiene…
Qué quieres decir. Un discurso ha de querer transmitir 3 o 4 ideas principales.
Cómo estructurar tu charla. Ordena las ideas y da un orden que te parezca cómodo a tu exposición.

Con la preparación hecha viene el momento de escribir o no el discurso literalmente. Puede ser útil escribirlo como parte de la preparación. Pero no es necesario. Si tienes confianza en tu capacidad como orador, será suficiente con que te hagas un esquema con las ideas a transmitir. Pero si crees que no tienes suficiente con el esquema, escríbelo. El peligro es querer memorizar el discurso porque con ello se añade un punto más de presión. No solo hay que hablar en público si no que además hay que recordar las palabras y si nos encallamos en algún punto, nos pondremos más nerviosos.

Entonces, si no vas a leer tu discurso, prepara un esquema pero no lo escribas literalmente.

Si has optado por escribirlo e incluso por leerlo (diferente de memorizarlo), entonces ten presente que cuando escribimos acostumbramos a ser más retóricos que cuando hablamos. Y nos interesa que la charla o lectura resulte natural, con lo que al ensayar quita las expresiones que te parezcan artificiales o te resulten complicadas de decir.

Después, ensaya y ensaya. No te obsesiones pero ensaya. La práctica es una buena manera de mejorar nuestras habilidades de comunicación oral. Es recomendable grabarse en vídeo para luego verse uno mismo. Porque así podemos controlar gestos, muletillas y expresiones que de otra manera no somos conscientes de que los hacemos.

Y cuando tengas tu discurso preparado, llegará el momento de hacerlo. Aparecerán nervios pero tú tranquilo porque con una buena preparación, saldrá bien. Seguro.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s