Archivo de la etiqueta: comunicación

Emocionar para comunicar

Naturalidad y comunicación no verbal son los dos factores, bajo mi punto de vista, fundamentales para conseguir emocionar.

emotion
Una conferencia exitosa, entre otros factores, implica el llegar a emocionar a la audiencia. Una de las definiciones de emoción según el diccionario de la Real Académica de la Lengua es “interés expectante con que se participa en algo que está ocurriendo”. Esa es la emoción que busca un discurso en público, conseguir generar un interés y una atención hacia nuestra charla. Y digo que será una conferencia exitosa porque de esta manera la información que queremos transmitir llegará a nuestro público.

¿Cómo se consigue emocionar? El quid de la cuestión es tener un mensaje a transmitir que nos creemos, que es importante para nosotros. Porque si creemos lo que decimos, será más fácil que nos impliquemos en él y que consigamos transmitir emoción con nuestras palabras pero también, y casi más importante, con nuestra comunicación no verbal (gestos, miradas, expresiones, posición del cuerpo…). Por otro lado, si para nosotros el mensaje es cierto será más fácil que lo digamos con naturalidad. Es este otro factor clave para emocionar porque la naturalidad proporciona credibilidad a nuestro discurso.

Naturalidad y comunicación no verbal son los dos factores, bajo mi punto de vista, fundamentales para conseguir emocionar.

¿Qué le pasó a la alcaldesa de Madrid en el reciente discurso para defender la candidatura de esta ciudad para los Juegos Olímpicos de 2020? Seguramente le dijeron que tenía que emocionar y seducir al comité olímpico. Se aprendió el discurso de memoria y lo interpretó pero de forma tan sobreactuada, recalcando palabras, gestos y sonrisas de manera forzada, que perdió toda naturalidad y casi con total seguridad no logró emocionar. Bueno, bien mirado sí consiguió emocionar provocando risas y mofa, pero creo que ese fue un objetivo no deseado.

Respecto a la comunicación no verbal, es un factor importantísimo que no hay nunca que subestimar porque hay que tener en cuenta que se cree más lo que se ve que lo que se dice. Por lo tanto, ante una posible incongruencia entre el lenguaje verbal y los gestos, el receptor tiende a creer a estos últimos.

Propongo un ejemplo. Quién no ha visto un mimo que solo con sus gestos y expresiones consigue muchas veces emocionarnos muchísimo. He ahí la fuerza de la comunicación no verbal. Porque las palabras por si solas no transmiten emoción.

Anuncios

Marca personal: apuesta por ti mismo

Me gusta el concepto de marca personal. Creo que por ahí tenemos que trabajar todos. Nuestro principal activo somos nosotros mismos y tenemos que trabajar y vender nuestra imagen. En estos tiempos de incertidumbre se hace aún más patente la necesidad de apostar por uno mismo y no depender de empresas que nos puedan dar trabajo. Por ello, el concepto marca personal inunda la red.

marca-personal

Pero, ¿qué es la marca personal? La marca personal (en inglés Personal Branding) consiste en considerarse uno mismo como una marca que, al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. Es decir, se trata de buscar aquello que nos distingue, aquello que sabemos hacer, aquello que queremos hacer y darnos a conocer. Es una estrategia de promoción personal.

La Web 2.0 se ha convertido en una herramienta clave para el desarrollo de una marca personal ya que permite difundir fácilmente qué sabemos hacer. De la misma manera que las empresas usan las redes sociales en sus acciones de marketing, para una estrategia de marca personal también hemos de aprovechar las oportunidades de promoción y difusión que nos ofrecen estas herramientas.

Un blog es la principal herramienta 2.0. para la marca personal ya que es allí donde se pueden mostrar los conocimientos de cada uno. Hay que tener siempre presente que una bitácora requiere de constancia y dedicación y que la creación de contenidos es la clave para ir posicionándolo en el sector poco a poco. También se pueden optar por otros canales de difusión de contenidos como, por ejemplo, youtube para publicar vídeos. Los contenidos audiovisuales tienen mucha fuerza en Internet.

Y para difundir los artículos del blog o los vídeos nada mejor que las redes sociales. Se puede empezar por las más comunes: facebook, twitter, linkedin.

La marca personal no es solo un concepto 2.0. Se puede (y se debe) trabajar off line. Pero las herramientas 2.0. facilitan llegar a más gente y difundir mejor la imagen. Hay que trabajar en ambos ámbitos (on y off line) porque la marca personal se crea allí donde dejamos nuestro saber hacer.

Lo principal es buscar aquello que nos gusta, aquello que sabemos hacer y definir la estrategia para venderlo. Y luego, trabajo, constancia y paciencia. Venderse a uno mismo puede necesitar un camino largo, pero, sin duda, será el más satisfactorio de todos.

Antes de hablar en público, prepara tu discurso

Te encargan dar un discurso. La primera reacción se sitúa en una escala entre el nerviosismo y el pánico. La segunda, no necesariamente una vez superada la primera, es ponerse manos a la obra. Y lo que hay que hacer es preparar el discurso. Nunca, por muy buen orador o por muy experimentado que se sea, hay que dar una charla sin haberla preparado antes. No hay que confiar en que conocemos el tema, ni en el saber hacer o la improvisación.

discurso_3

La preparación del discurso es una parte muy importante porque te va a dar seguridad cuando llegue el momento de saltar a la palestra. En esta preparación ten en cuenta:

A quién te diriges. Cómo es tu público, qué le interesa, qué nivel tiene…
Qué quieres decir. Un discurso ha de querer transmitir 3 o 4 ideas principales.
Cómo estructurar tu charla. Ordena las ideas y da un orden que te parezca cómodo a tu exposición.

Con la preparación hecha viene el momento de escribir o no el discurso literalmente. Puede ser útil escribirlo como parte de la preparación. Pero no es necesario. Si tienes confianza en tu capacidad como orador, será suficiente con que te hagas un esquema con las ideas a transmitir. Pero si crees que no tienes suficiente con el esquema, escríbelo. El peligro es querer memorizar el discurso porque con ello se añade un punto más de presión. No solo hay que hablar en público si no que además hay que recordar las palabras y si nos encallamos en algún punto, nos pondremos más nerviosos.

Entonces, si no vas a leer tu discurso, prepara un esquema pero no lo escribas literalmente.

Si has optado por escribirlo e incluso por leerlo (diferente de memorizarlo), entonces ten presente que cuando escribimos acostumbramos a ser más retóricos que cuando hablamos. Y nos interesa que la charla o lectura resulte natural, con lo que al ensayar quita las expresiones que te parezcan artificiales o te resulten complicadas de decir.

Después, ensaya y ensaya. No te obsesiones pero ensaya. La práctica es una buena manera de mejorar nuestras habilidades de comunicación oral. Es recomendable grabarse en vídeo para luego verse uno mismo. Porque así podemos controlar gestos, muletillas y expresiones que de otra manera no somos conscientes de que los hacemos.

Y cuando tengas tu discurso preparado, llegará el momento de hacerlo. Aparecerán nervios pero tú tranquilo porque con una buena preparación, saldrá bien. Seguro.